Aprovechando bien el tiempo

Así nos dice en Efesios 5:16. Dios nos da toda clase de bendiciones, y ciertamente nos la da para que las disfrutemos, pero como nos indica en el versículo anterior (15) debemos observar con diligencia nuestra vida espiritual.

Sabemos lo valioso que es el tiempo en nuestras vidas. Las empresas compran nuestro tiempo y habilidades a cambio de dinero, también necesitamos tiempo para disfrutar nuestras aficiones y también para nuestras familias y amigos. Pero ¿qué hay de Dios y mi vida espiritual? Debemos ser sabios y tener cuidado de nuestra vida espiritual (estudiando su palabra y corrigiendo en mi vida aquello que no está de acuerdo con su palabra), y por supuesto para compartir el evangelio con todas las personas que podamos.

También tenemos que tener en cuenta, como nos dice en el versículo 15, que debemos andar como sabios. El Señor nos colma de bendiciones, no debemos desatender trabajo, familia, amigos, pero tampoco al Señor. Así que ¡Aprovechemos bien nuestro tiempo!

Esta entrada fue publicada en Diligencia, Vida cristiana y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *